Uno de los dilemas que trae de cabeza a la mayoría de fabricantes de dispositivos móviles son las baterías, piezas fundamentales que deben tener una producción perfecta si no pueden sufrir inconvenientes de explosiones como sucedió con el Galaxy Note 7 de Samsung.

Sabemos perfectamente que las baterías suelen estallar al ser golpeadas con algún objeto punzocortante, incluso arrojándola con fuerza hacia una superficie, inmediatamente la batería explota debido al líquido inflamable que estas integran. Sin embargo, ¿te imaginas una batería que no explote ni cortándola por la mitad y aún así siga generando energía hacia un dispositivo? Pues créelo, es una realidad.

Mike Zimmerman, profesor de la Universidad de Tufts, creó una batería que no explota aunque la cortes con unas tijeras. Seguramente te preguntaras como el señor Zimmerman logró esta hazaña, pues bien, el profesor cambió el ya mencionado líquido que están dentro de las tradicionales baterías de ion de litio, por un polímero retardante que extingue las llamas antes que estas hagan reacción.

Según Mike, estas baterías serían más baratas de producir, no obstante, aún no hay algún fabricante interesado en incrustar esta tecnología en sus productos, mucho se debe a que no se le ha dado la atención necesaria o el respaldo económico suficiente. Esperemos que este proyecto pueda tener futuro o al menos sirva como un ejemplo para algunas compañías para que se den cuenta que se pueden producir baterías de calidad con materiales no dañinos.

Compartir
Blogger. Aficionado de la tecnología, los videojuegos, Apple y muchas cosas más.
  • Julian David Trejos Rueda

    ¿es recargable?

    • Manuel Delgado

      Por el momento es un prototipo que no puede ser recargado, aunque en los proximos meses las nuevas versiones serán casi tan funcionales como las baterías tradicionales.